Del mundo

Arregla tus persianas con estos sencillos consejos

cortinas y persianas para arreglar

Seguramente ahora que pasas más tiempo en tu casa, te has dado cuenta de que algunas cosas no funcionan bien o, definitivamente, dejaron de funcionar por completo. Debido a que la cuarentena te obligó a estar encerrado en tu hogar, ya no hay excusas para hacerte cargo de eso que tanto te molesta: una silla coja, una puerta que clama por aceite, un estante que espera ser ordenado o tu armario con todas esas prendas que no usas hace años.

Para que tu bolsillo no se vea ─aún más─ afectado comprando nuevos reemplazos, hay varias soluciones caseras para que puedas arreglar casi todo sin la ayuda de un experto y, si lo que buscas es arreglar esas cortinas o persianas que decidieron no subir más, diste con el artículo indicado.

A continuación, encontrarás los problemas más recurrentes que presentan las cortinas y persianas, como los atascos y, las soluciones más fáciles para que puedas arreglarlas por tu cuenta y sin tener que desembolsar dinero extra.

Problemas más comunes de las cortinas y persianas

  • La cortina o persiana no sube ni baja del todo al tirar la cinta: este es un clásico de clásicos. Revisa bien, ya que probablemente debe haber algún problema de instalación de la cinta. Debes fijarte en el cajón de la cortina o persiana y tirar de la cinta del recogedor hasta que llegue al tope. Preocúpate de fijarla bien. Luego de eso, debemos girar el disco del eje en sentido contrario a cómo suba la persiana, de manera que recoja toda la cinta antes sacada del recogedor. Luego de eso la fijamos y ya está listo, probablemente será mucho más fácil de lo que pensabas.
  • La cortina o persiana se atascó: pueden ser muchas las razones por la cual se produjo el atasco. Debemos inspeccionar el recorrido completo de la persiana, abriendo también el cajón para ver si hay algo roto o enganchado que pasó desapercibido. Probablemente encontremos el atasco y así sólo falta reubicar el listón de la persiana que se desplazó. Con una simple y rápida revisión, puedes encontrar la causa del problema.
  • Se rompió el motor de la cortina o persiana: es verdad que las persianas con motor tienen una mayor durabilidad que las persianas convencionales, sin embargo, su arreglo -en caso de alguna falla- puede ser un poco más complejo. Generalmente hay que reajustar cables y mecanismos que se han aflojado con el paso del tiempo.

    Otros ajustes de cortinas y persianas

    La cortina o persiana se baja sola: significa que la cinta no está sujeta, por lo que debemos retirar el recogedor de la pared o abrirlo. Debemos fijarnos que la cinta pase por una rendija del recogedor que tiene una parte pequeña que la traba. Intenta cerrar esta pestaña o arreglarla, de manera que quede casi pegada a donde pasa la cinta. Pero atención, ya que no debes cerrarla completamente o la cinta no tendrá espacio para deslizarse.

  • Se rompió un listón de la persiana: esto se produce cuando están mayormente expuestas a cambios bruscos de temperatura, mucho calor, mucho frío, lluvia, viento o reciben granizos, por ejemplo. Lamentablemente, en este caso es necesario restituirlas.

Con estos sencillos consejos serás capaz de arreglar por ti mismo las cortinas o persianas con algunos defectos en tu hogar. Con rápidas soluciones podrás tener tu persiana nuevamente como la compraste.

Atrévete e intenta arreglar por ti mismo las cosas, ahorrarás dinero y, además, aprenderás cosas nuevas.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *